miércoles, 1 de septiembre de 2010

Por qué no todas les leches son iguales.



La leche ya no es lo que era. Antes era algo grande, era - nunca mejor dicho - la leche; ahora vas al supermercado, compras un chupa chups y te regalan un litro de leche. La leche ya no tiene ningún valor.

Reconozco que nunca me ha gustado la leche y que jamás en toda mi vida he tomado un vaso de leche sola, siempre la he tenido que tomar con algo, preferiblemente café. Sin embargo reivindico desde aquí el consumo de la de una determinada marca de leche: La Central Lechera Asturiana.

¿ Por qué?

Porque la Central Lechera Asturiana es la marca de la Corporación Alimenticia Peñasanta. CAPSA es y sigue siendo una cooperativa de ganaderos que en 1970 se unieron para comercializar sus productos y hacerse fuertes frente al mercado. Tiene una estructura empresarial peculiar con su presidente y su consejero delegado, pero el peso de los socios, de los ganaderos, sigue siendo determinante.

Porque mientras la mayoria de las fábricas embotelladoras pagan a los ganaderos una mierda por el litro de leche, CAPSA es quien más paga al ganadero por cada litro de leche.

Porque CAPSA tiene un compromiso decido por la defensa del campo asturiano.

Porque si las explotaciones ganadera subsisten se revitaliza la vida rural, se combate el exodo a las ciudades, se consilida un futuro viable y de calidad en el campo asturiano, a todos los niveles: humano, económico y también medioambiental.

Porque no todas las empresas embotelladoras son tan escrupolosas con los estándares y controles de calidad de la leche que embotellan, en fin , que es verdad que todas las leches no son iguales y la calidad se tiene que ver en algún lado.

Porque tiene un departamento de I+D+i que le sitúa en la vanguardia de la industria alimenticia española y por su puesto, es un referente para todas las empresas asturianas que desean innovar en gestión, producto, envase, logística, marqueting, distribución, etc.

Porque tiene una imagen corporativa amable, muy personal, divertida, diferente.

Por su compromiso con Asturias.

Por su compromisos social.

Porque hoy acaba de cumplir 40 años.

Por todo ello: FELICIDADES

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo solo beberé o comeré leche de la Central, me convenciste.
Ahora convence Tú a Zapatero que no retire la Ley de Libertad Religioso,
Lo va a tener claro este tío conmigo,
en las elecciones. so mamón , meapilas.

Anónimo dijo...

Listo, quien mando el anonimo de encima.

Anónimo dijo...

Hoy estoy inspirado, Yo lo mande

Utopia, pero menos. dijo...

mi poder de persuasión está cada día más mermado. PEro como la leche de la Central tiene tope de calcio nos podemos liar a mamporros...

Ricardo Fernández dijo...

Desde luego, qué disgustos me dais... Voy a tomar un café ¡con leche!