viernes, 5 de noviembre de 2010

El peso de la Gloria




Cascarrabias´ Kid y El Agente Naranja son dos privilegiados. Conocen el peso de la Gloria, así, con mayúsculas. De hecho todas las mañanas, cuando tienen cole y se hacen los remolones en la cama para levantarse les amenazo con el peso de la Gloria. No todo el mundo está capacitado para soportar tal peso. Mis hijos ahí se andan. Lo llevan mal, sinceramente.

También, cuando intentan enfadarse conmigo, cuando detecto un conato de rabieta les aviso, "¿ tú conoces el peso de la Gloria?". Lo cierto es que la aborrecen, pero el éxito no discrimina, si te toca te tocó y punto. El Agente Naranja es más resignado, pero Cascarrabias´Kid bracea y se defiende como gato panzarriba. Surte su efecto. La rabieta se disuelve desplazada por el esfuerzo de sostener tamaña responsabilidad.

No cabe duda, son unos afortunados, pero humildes. No les va la Gloria y lo entiendo. No pueden verla ni en pintura. Tanto éxito a tan temprana edad, abruma, les aplasta. También es verdad es que poco a poco se van acostumbrando y que no tardará en llegar el día en que dobleguen a la Gloria y sea ésta la que escape de dos individuos tan agraciados y esclarecidos. El día menos pensado.

Firmado: Culo Gordo, alias " La Gloria". 75 kilos.

5 comentarios:

Ricardo Fernández dijo...

Buenísimo.
¿Y el perrín?

Anónimo dijo...

Quuien coño es la Gloria?
No me entero joer
Khana

Utopia, pero menos. dijo...

que tal tu brazo. Todavía puedes dar abrazos? triples? cuidate, santurrón

Utopia, pero menos. dijo...

que tal tu brazo. Todavía puedes dar abrazos? triples? cuidate, santurrón

Utopia, pero menos. dijo...

El perrín ye Sol. De Villaviciosa. Un amigo de la familia